Saioa Lana: “La inversión en innovación es indispensable en un mundo que se mueve a velocidad de vértigo ”

Con la firme convicción de que esfuerzo, voluntad, seriedad y transparencia son los requisitos necesarios para alcanzar el éxito, la directora del Área de Gestión de Integralia cuenta cómo lo consiguen en sus diferentes proyectos.

A Saioa Lana (Pamplona, 1976) le gusta viajar en el asiento del minibús ubicado en la izquierda del acceso al T-ONE. Desde esa perspectiva, la directora del Área de Gestión de Integralia, puede ser testigo de lo que ocurre en la carretera por la que circula el vehículo mientras disfruta del paisaje. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, Saioa desarrolla su día a día profesional desde hace dos décadas en Integralia. Entre sus responsabilidades en la compañía está la gestión de los recursos personales, económicos y materiales necesarios para diseñar y construir los minibuses.

¿Cómo arrancó tu carrera profesional? 

Compaginé mis estudios universitarios con trabajos ocasionales en los que tomé contacto con otras profesiones, como la de camarera de habitaciones de un hotel. Respecto al sector automovilístico, lo conocí más de cerca  antes de incorporarme a Integralia, gracias a una beca de seis meses en la fábrica de Volkswagen Navarra.

¿Recuerdas cómo fue tu primer día en Integralia? 

En mi memoria no guardo muchos datos de esa jornada, pero sí la sensación en mi cuerpo: como una ilusión que lo llenaba todo.

¿Quiénes fueron tus mentores en ese nuevo viaje? 

Mis hermanos, quienes son más que mis mentores, les considero toda una referencia para mí. Integralia es un proyecto familiar. ¿Nuestro propósito? Hacer las cosas de forma diferente con grandes dosis de esfuerzo e ilusión.

¿Encontrasteis muchas curvas y obstáculos para poner en marcha Integralia? 

Éramos veinte años más jóvenes y conocíamos bien la parte teórica, sin embargo, la práctica era muy distinta. A lo largo de estas dos décadas hemos aprendido mucho, pero todavía el trabajo día a día nos aporta grandes lecciones. Durante esos primeros años, mis mentores insistieron mucho en transmitirme cuáles eran los requisitos necesarios para alcanzar el éxito: esfuerzo, voluntad, seriedad y transparencia.

¿Cuáles son los objetivos que debe conseguir la responsable financiera y económica de Integralia? 

Me gusta resumir los compromisos de mi cargo en la empresa en una acción sencilla de expresar, aunque más complicada de ejecutar:  aportar la visión económica a la gestión de la compañía. 

¿Qué es lo que más le gusta hacer en su día a día laboral a Saoia Lana? 

Me encanta ser testigo de cómo van surgiendo nuevas ideas conforme activas las palancas necesarias para poder avanzar. Me maravilla comprobar cómo se retroalimentan los proyectos. El equipo profesional que hemos tenido la suerte de formar contribuye a aportar grandes dosis de creatividad y es espectacular cómo trabaja para lograr sus objetivos. La satisfacción que siento es enorme. 

¿Podrías definir cuál es tu filosofía de gasto? 

Hay que invertir recursos en todo lo necesario, pero los caprichos hay que trabajar para ganarlos. Respecto a las inversiones, en Integralia perseguimos que tengan un retorno rápido, aunque a veces sea un tanto abstracto.

¿Qué área de la compañía reclama en este momento más inversión? 

En un mundo que se mueve a velocidad de vértigo, ahora mismo el departamento de innovación es el que más fondos necesita para posicionarnos a la vanguardia del sector. La decisión de invertir aquí tantos recursos supone algunos riesgos inherentes. Desde mi punto de vista, no sería posible si no confiase a ciegas en el equipo de esta área. Me fío de todo el proceso, desde la visión y el olfato de dirección para saber hacia dónde debemos avanzar hasta la ejecución para poner en marcha los proyectos.

¿Cómo has afrontado las situaciones de incertidumbre económica vividas durante los últimos años? 

En lo empresarial he tenido que distanciarme para poder tomar perspectiva y decidir con frialdad y serenidad todo lo que el corazón me ha permitido. En lo personal, he intentado rodearme de la familia y de las personas que me apoyan.

¿Cree que se puede sacar alguna lección aprendida de una crisis? 

Sí, hay que buscar esa parte positiva de los momentos complicados. Considero que seríamos estúpidos si no buscáramos ese lado de situaciones tan complicadas como las que hemos vivido. En esta ocasión, he aprovechado para profundizar en las raíces de la compañía con el objetivo de poder ser más fuertes cuando las cosas vayan bien, trabajar para estar listos en el momento en el que podemos sobrepasar este periodo más complejo. 

En estos veinte años de carrera en Integralia, ¿qué responsabilidad le ha tocado asumir dentro de la compañía? 

Nuestra empresa es muy familiar por lo que en mi día a día he tenido todo tipo de roles en función de las necesidades del momento desde comercial a compras, pasando por almacén. Sin embargo, recuerdo algunas funciones de las que me he tenido que responsabilizar pese a no tener ningún conocimiento previo, como cuando tuve que montar el stand de la empresa en la primera FIAA (Feria Internacional del Autobús).

¿Algún momento clave que recuerde con especial cariño en su trayectoria en Integralia? 

Por encima de todos, sin duda, el más impactante fue el que viví hace ya nueve años, cuando rompí aguas en la oficina. Quizá el desconocimiento me jugó una mala pasada, era madre primeriza y no era consciente de lo que estaba ocurriendo. En el segundo embarazo ya estuve más pendiente para que ese momento me pillase fuera de la oficina. 

 

DE TÚ A TÚ CON SAIOA LANA

 

¿Asiento favorito de un minibús? 

Cualquiera de la parte delantera para ver la carretera. Si es posible, en ventanilla por favor.

¿Qué película escogerías para la ruta?

‘Up’ de Pixar.

¿Qué comerías en un viaje en minibús? 

Tortitas de maíz.

¿Qué haces cuando viajas?

Disfrutar del paisaje.

¿Qué haces en tu tiempo libre? 

Descansar. Por encima de todo me encanta pasar tiempo con mi familia. Ellos son mi afición favorita, sobre todo mis hijos de tres y nueve años, que ocupan gran parte de mi día a día fuera del trabajo, pero me gusta dedicar tiempo a leer y caminar siempre que puedo.

¿Practicas deporte? 

Me encanta el esquí.

¿Cuál es tu plato favorito?

Espaguetis a la carbonara.

¿Con qué bebida los acompañas?

Desde hace poco tiempo me he aficionado al Kalimotxo.

¿Cuál es la última serie que has visto?

‘La Casa de Papel’.

¿Qué libro ha marcado tu vida?

‘El Tiempo entre Costuras’ de María Dueñas. 

¿Te mareas cuando viajas?

No.

¿Hasta qué destino has llegado en minibús?  

Hasta los Alpes.

¿Algún destino pendiente?  

Muchos, pero no me quiero perder ver una aurora boreal.

¿Qué es el confort? 

Una buena compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.