Integralia recibe 2024 con la ampliación de sus instalaciones y grandes perspectivas

“La crisis de suministros no la hemos superado en ningún sector productivo, pero la necesidad de renovación de flotas de microbuses es real”, asegura Óscar Lana, CEO de Integralia.

Este año ha sido testigo de una reactivación en la demanda que ha llevado a la industria del transporte de pasajeros a enfrentarse a grandes desafíos y oportunidades. “La necesidad de renovación de flotas y expansión es una realidad”, asegura Óscar Lana. 

El CEO de Integralia es prudente y afirma que “el panorama se ve afectado por problemas en los suministros, agravados por circunstancias específicas, como las actuales en el Canal de Suez, que complican el tráfico mundial de mercancías”. Aunque estamos a punto de saltar hacia un nuevo año, la crisis de suministros que emergió en 2021/2022 persiste, impidiendo un retorno a la normalidad. “Los objetivos de fabricación se ven afectados, lo que resulta en retrasos en los plazos de entrega para nuestros clientes. Agradecemos sinceramente la paciencia que demuestran día a día ante estas circunstancias”, recalca Lana.

En cuanto a las cifras, desde la compañía navarra anticipan un cierre con un aumento significativo en el volumen de facturación respecto a 2022. Aunque ya en junio adelantaban proyecciones alentadoras, la realidad actual les ha permitido superar sus expectativas, con una capacidad de producción que alcanza un microbús al día. Este logro, “impensable” para la dirección de Integralia en las mismas fechas hace un año, les coloca en una posición puntera, con perspectivas de crecimiento tanto en ventas como en cuota de mercado. “Aunque hemos logrado estabilizar nuestra producción en una unidad diaria desde septiembre, mantener este ritmo sigue siendo un desafío”, confirma Óscar Lana.

En respuesta a la demanda creciente, en Integralia han incorporado diversos perfiles a su equipo profesional. “Este es el resultado de un arduo trabajo de gestión que nos permitirá aumentar nuestra capacidad de producción”, comenta el responsable.

Mirando hacia el futuro, las perspectivas para 2024 son alentadoras para la empresa, lo sostienen con una producción ya pre-vendida. Sin embargo, el entorno geopolítico incierto les plantea algunas incertidumbres, puesto que la impresión general en el sector es que el impulso actual podría encontrarse con obstáculos. Aún así Integralia continuará abriéndose camino. “Hemos proyectado la ampliación de nuestras instalaciones en los próximos meses, sumando 10.000 metros cuadrados a nuestras capacidades actuales”, asegura Óscar Lana. Además, la compañía está trabajando muy enfocada en diferentes proyectos disruptivos, entre los que destaca la próxima versión 2.0 del Integralia Bus Board Control (IBBC).

“La inversión en tecnología e innovación es parte integral de nuestra visión para el futuro, puesto que  trabajamos para cumplir con las necesidades cambiantes de una sociedad en evolución”, concluye Lana, quien aprovecha para desear “unas felices fiestas y muchos éxitos en 2024”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *