Adaptación y perseverancia en periodos de inestabilidad. Columna de opinión por Oscar Lana, CEO de Integralia.

Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad son el día a día con el que hemos aprendido a trabajar después de una profunda reflexión.

 

Una pandemia con más de seis oleadas que paralizaron el mundo, todos los efectos económicos que trajo consigo, la consecuente detención de la producción mundial de componentes, la escasez de chips; 25 años después de la última contienda, una guerra inesperada en Europa, acompañada de un alza increíble en el coste de la energía. Los últimos dos años se contarán en los libros como una de las épocas más convulsas e inestables de la historia occidental. Estos hechos y muchos otros presentes en este momento en los medios de comunicación constituyen un cóctel explosivo, cuyo desenlace nos llena de incertidumbre.

Ante este panorama, las organizaciones se mueven en un entorno VUCA, caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Este concepto se fraguó en la década de los noventa por soldados norteamericanos y responde al acrónimo formado por los términos Volatility (V), Uncertainty (U), Complexity (C) y Ambiguity (A). Pero, ¿qué es el entorno VUCA para las empresas? Un escenario en el que las corporaciones se ven obligadas a adaptarse a los cambios que atacan su programación estratégica y sus rutinas profesionales de forma constante.

En el entorno industrial estamos viviendo una de las épocas más extrañas que se recuerdan. Las fechas de entrega de los proveedores, que antes eran inamovibles e infalibles, bailan esquivando las dificultades de la producción, la logística y el precio del transporte. Los precios de los componentes suben y la energía, que irradia toda la cadena de producción y transporte, es impredecible. Esta situación acelera nuestro ritmo cardiaco y nos obliga a un ejercicio de paciencia, resignación y templanza. 

Ante este escenario, en Integralia hemos reflexionado para saber cómo abordar la gestión de este entorno VUCA. Nuestra conclusión conlleva una fuerte apuesta por centrar la estrategia de negocio en el conocimiento y la predictibilidad, abordándolo desde dos perspectivas complementarias:

 

  • Una formación constante en un entorno en el que los nuevos avances tecnológicos hacen necesaria una actualización casi inmediata de nuestros conocimientos para poder apostar por la innovación de todos nuestros productos. 
  • Una correcta y eficaz capacidad para afrontar los cambios y hacer frente a los problemas y dificultades que se presentan. Para lo cual se hace imprescindible trabajar valores como el esfuerzo y la perseverancia. Tenemos que prever los posibles cambios antes de que ocurran y visualizar las posibles consecuencias en un efecto dominó que a veces parece infinito.

Durante este último año, en el que llevamos apostando por este modelo, en Integralia hemos aprendido mucho sobre las necesidades del mercado. Por el camino, hemos puesto a prueba nuestra paciencia y la de todos los que teníamos alrededor, pero confío en haber mantenido la confianza de nuestros clientes, dado que la relación fluida que siempre nos ha caracterizado se ha fortalecido aún más ante las dificultades en las que todos nos hemos visto envueltos.

Ojalá nos olvidemos de la palabra VUCA y regresemos rápido a un entorno estable en el que trabajar. Si mis deseos no se cumplen pronto, confío en que en Integralia ya hayamos superado la prueba de dar lo mejor de nosotros mismos en un entorno de alta inestabilidad. Sabemos actuar con fluidez, de forma sólida y consecuente hacia nuestros clientes. Nuestro equipo mantiene los valores de honradez, cercanía y profesionalidad con los que Integralia ha crecido desde su fundación. Tenemos establecidos unos protocolos muy específicos sobre cómo actuar cuando una de las piezas del dominó cae. Hemos conseguido mantener la confianza de los clientes que cada día nos contactan en sus momentos más oscuros y lo seguiremos haciendo ante cualquier inestabilidad, en un trabajo de día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *