Climatización: La experiencia del pasajero cuidada hasta en el aire que respira

La experiencia del pasajero en nuestros vehículos es clave para nosotros y sabemos que la climatización es fundamental para el bienestar de las personas que van en el habitáculo del minibús durante todo el año. Desde hace mucho tiempo en Integralia hemos perseguido implantar en todos nuestros modelos el mejor sistema para lograr un buen flujo y renovación del aire, restringir la humedad, una buena limpieza de los conductos y la seguridad de los motores del aire acondicionado en un equipamiento en el que siempre primamos la calidad.

¿Cómo lograr una buena temperatura en el minibús? Con las mejores herramientas de control, que permitan saber en todo momento qué calor/frío hay en el interior del habitáculo y que, en el caso de tener que modificarlas, sean rápidas. 

Las altas temperaturas demandan muchas veces rebajar en minutos hasta en más de 20 grados la temperatura del habitáculo para que los pasajeros puedan viajar a gusto. Pero es que no solo es necesario un buen sistema de climatización con el calor, también en los meses de invierno debemos preocuparnos por mantener las mejores condiciones de confort en todo momento dentro del minibús.

En Integralia somos expertos en simplificar procesos complejos: para eso creamos el IBBC, o lo que es lo mismo, dos pantallas táctiles en el salpicadero del conductor, que entre otras cosas, permite regular a través de unos sencillos toques la temperatura del vehículo.

El conductor puede elegir cómo controlar la climatización del vehículo, si prefiere el modo automático seleccionará la temperatura más adecuada en un rango de 16 a 26 grados. En segundos el sistema de climatización se pone en marcha para conseguir aclimatar el interior del vehículo a la temperatura que queremos a través de unos ciclos muy eficientes. ¿El reto? Ahorrar energía, preservar los motores y evitar cambios bruscos de temperatura.

Mientras que, en el modo manual, el conductor puede activar la calefacción o el aire acondicionado a diferentes velocidades. ¿Cuándo ocurre esto? En esos momentos en los que es necesario hacer un cambio radical de la temperatura en el habitáculo del minibús. No podemos utilizar al mismo tiempo la calefacción y el aire acondicionado, pero sí es posible usar el motor del aire acondicionado sólo para mover el aire caliente, o simplemente para hacer circular el aire del vehículo y ventilar.

¿Cómo saber si está activado el aire o la calefacción? Muy sencillo: los iconos en pantalla se ponen azules con el frío y rojos si está en marcha la calefacción.

Todas estas opciones las podemos ver en la pantalla de 10 pulgadas del IBBC, en el salpicadero, y sin apenas distraer al conductor, configurar la climatización del vehículo. En Integralia siempre queremos cuidar a los pasajeros en su viaje y controlar que el confort llegue hasta el aire que respiran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *