WE: la extensión de garantía para minibús que aligera la carga mental al eliminar posibles gastos variables

Integralia diseña Warranty Extension para que las partes más susceptibles de paralizar un vehículo estén cubiertas hasta cinco años 

Los problemas imprevistos son una fuente de estrés recurrente en las empresas y a la que se dedican muchas horas laborales. ¿Qué harías para que estas desagradables sorpresas tuviesen una solución sin susto en el presupuesto? En Integralia han creado Warranty Extension (WE), la extensión de garantía definitiva para tener la tranquilidad de estar en las mejores manos cuando surge un problema. 

Este nuevo servicio de Integralia ofrece la posibilidad de reducir al máximo la carga mental de que los vehículos estén siempre a punto.

WE busca la tranquilidad de los clientes, en el caso de que ocurra un imprevisto. ¿No funciona el aire acondicionado? Una incidencia muy frecuente durante estos últimos meses por las frecuentes olas de calor en Europa. Ahí está WE. Llamas al servicio de atención al cliente de Integralia, dentro de su red de talleres de confianza, te dirigen al más cercano a tu vehículo y así, te aseguras de tener el vehículo en marcha en el menor tiempo posible. ¿Qué cubre este servicio? Cualquiera de las partes más susceptibles de paralizar el minibús para evitar que las empresas de transporte pierdan servicios por no tener claro un protocolo de acción ante posibles imprevistos.

Cinco años es el tiempo máximo que puede alargarse esta extensión de garantía:  dos que ofrece directamente Integralia más otros tres que se pueden adquirir por separado. En el momento de la compra del minibús se puede solicitar y en el acuerdo puede añadirse, además de la garantía de la carrocería, la del chasis.

La otra gran ventaja de Warranty Extension es la económica. WE convierte los gastos variables que suponen las posibles reparaciones del vehículo en gastos fijos para prever en los presupuestos y así librar de sustos desagradables a los administradores de las empresas de transporte. De esta formar se olvidan de tener que pensar cómo reparar un vehículo y su cabeza está centrada para enfocarse en lo que realmente saben hacer bien: transportar personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *