El minibús número 80 de UST

La compañía francesa arrancó motores en 2016, desde entonces confía en Integralia para su flota de minibuses y pronto recibirá el octogésimo vehículo fabricado en Pamplona

En 2016 se suscribió un acuerdo de paz histórico en Colombia, los cines estrenaban en aquella época la película ‘La La Land’ y la Reina Isabel II sopló entonces las velas de su 90 cumpleaños. Durante ese mismo año una empresa francesa contactaba con Integralia para interesarse por un minibús. La recién creada compañía de movilidad tenía como objetivo dar servicio a líneas regulares, transporte escolar, servicios discrecionales y viajes turísticos. 

UST ha crecido muy rápido: en tan solo siete años se ha expandido hasta transportar hoy en día a más de un millón y medio de pasajeros, 6.000 estudiantes van a diario hasta sus centros escolares en un vehículo de la compañía y ofrece sus servicios en más de 1.800 paradas de líneas regulares distribuidas por toda Francia. Unas cifras para celebrar. 

Durante este crecimiento, UST siempre ha seguido confiando en Integralia. Desde 2016 ha realizado con frecuencia distintos pedidos de minibuses para ampliar su flota. ¿Qué demanda? Vehículos personalizados de todos los modelos: ONE, T-ONE y T-ONE Urban.

A lo largo de este arranque del año, ya está todo planificado para la entrega del minibús número 80 a la firma francesa, se trata del último pedido de un lote de doce T-ONE Urban

El minibús 80: un T-ONE Urban

Cualquiera de los flamantes T-ONE Urban disponen de 21 asientos para pasajeros, una plaza para una persona en silla de ruedas, letreros informativos exteriores y ventanas tropicales. Esta docena de vehículos encargados por UST están destinados a dar servicio en la red de líneas regulares de la compañía, que siempre ha estado comprometida con la calidad del servicio. UST tiene la filosofía de servicio en la que el transporte público sea atractivo para los ciudadanos y pone todos sus recursos a disposición de la sociedad en la que opera con el fin de trabajar en la excelencia dentro de los servicios públicos de su región.

UST elige los minibuses de Integralia por la calidad de los vehículos, sus materiales, el servicio postventa y la atención al cliente. Valoran el IBBC, que les permite resolver incidencias en remoto sin acudir a un taller y ahorran mucho tiempo a la hora de localizar las reparaciones y el mantenimiento del vehículo. 

Nadie en Integralia imaginó que una compañía que arrancaba motores en 2016 iba a coger semejante velocidad: en tan solo siete años Integralia le va a entregar su unidad número 80. A esta velocidad seguro que en nada hay que celebrar el pedido cien. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.