Integralia vuelve a visitar a sus clientes

La carrocera navarra arranca de nuevo los motores para reencontrarse con las empresas con las que trabaja.

La crisis sanitaria ha conllevado un distanciamiento social y, por lo tanto, las empresas han tenido que reinventar sus relaciones comerciales y echar mano de la tecnología para poder estar al lado de los clientes. La pandemia ha supuesto una revolución en las relaciones entre clientes y proveedores de todo el mundo. 

Integralia nunca ha dejado de estar al lado de sus clientes, ya haya sido de forma presencial o telemática. Ahora la carrocera navarra ha vuelto a encender motores para ponerse en la carretera, quiere reencontrarse de forma presencial con todas las compañías con las que trabaja, conocer las necesidades de sus clientes y, por supuesto, abrir la puerta a todos aquellos que estén dispuestos a conocer las ventajas de cualquier minibús creado en Integralia.  

Buen posicionamiento de Integralia en el mercado galo

Francia siempre ha sido un buen mercado para Integralia. Como el recorrido en el país vecino ha sido muy largo, ahora mismo las relaciones comerciales son muy buenas. “No tenemos que presentar nuestro producto a los franceses, lo conocen y están al tanto de qué ofrecemos a nuestros clientes”, asegura Rafael xxx-. “La imagen de Integralia está muy  ligada a la durabilidad de sus minibuses, lo que supone un gran comienzo cuando quieres proponer soluciones. Además, el factor tecnológico-innovador que tanto trabajamos en nuestros minibuses está muy bien valorado“ asegura Sufian.

 

Como anécdota, en uno de los últimos viajes realizados por el equipo de Integralia, una empresa especializada en el transporte de pasajeros para el Camino de Santiago francés, necesitaba renovar uno de sus vehículos en unos plazos muy ajustados de tiempo. “Nos conocen desde hace años y dentro de su flota tienen varios vehículos creados en nuestra casa. Al retomar el contacto directamente acabamos cerrando el pedido” explica Rafael.

 

Nadie en Integralia es partidario de olvidar todo lo aprendido en estos últimos años gracias a la pandemia. El teléfono y las videollamadas han llegado para quedarse, pero lntegralia quiere ir más allá y confía en poder acercarse aún más a sus clientes para que la distancia no sea impedimento a la hora de comprender sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.