La innovación empieza por dentro

Integralia cree en la innovación como una rueda continua en la que están incluidos sus productos, pero también cualquiera de sus procesos internos: así ha revolucionado su factoría

La excelencia, eficiencia y eficacia son algunos de los objetivos que Integralia persigue lograr en todos sus procesos. Unas características imposibles de lograr si no aparecen junto a la innovación como una obligación constante que atañe a todas las esferas de la empresa para estar alerta ante la transformación. Estos pivotajes en ocasiones afectan a los procesos más simples, pero en otros momentos conllevan la transformación total del día a día: así es como han revolucionado la planta de producción de Integralia.

La factoría pamplonesa ha evolucionado a lo largo del tiempo para adaptarse a las necesidades de producción, facilitar el desempeño del equipo y conseguir un flujo de trabajo más eficiente. En 2021 se realizó un exhaustivo análisis de las líneas de producción en el que se ha revisado cada puesto de trabajo, cada espacio y cada proceso realizado por el equipo de montadores en una búsqueda que ha aportado grandes resultados.

Mejoras y eficiencia

La última transformación de la fábrica de Integralia está inspirada en las enseñanzas del Lean Manufacturing, un sistema de organización del trabajo indispensable para esta compañía. Todo el equipo profesional de Integralia apuesta por esta configuración del trabajo de producción, aunque adaptado a sus propias necesidades. En esta ocasión han conseguido mejorar la comunicación entre los puestos de trabajo, reorganizado las tareas de cada puesto, aumentado el dinamismo, la limpieza y, por lo tanto, la mejora de todos los procesos. 

El flujo de suministros de cada fase de la producción ha sufrido una transformación total. En concreto, se han integrado algunos de los procesos externos en sus líneas para aumentar la eficiencia y reducir las necesidades de espacio en almacenes. En el proceso de análisis encontraron varios datos que han permitido mejorar la ergonomía de los puestos del equipo de producción, facilitando su trabajo y reduciendo el desgaste físico de las personas que trabajan en ellos.

El servicio de atención al cliente ha creado un espacio dedicado a las intervenciones postventa in situ, así han conseguido facilitar la labor del equipo y reducir al máximo los tiempos de espera de los clientes. 

Analizar, planificar, probar, mejorar y volver a empezar el círculo, ese es el camino infinito de la innovación, el que siguen en Integralia en su búsqueda por mejorar sus minibuses, facilitar el trabajo de su equipo, la satisfacción de los clientes y conseguir que cuando una persona se suba en uno de sus vehículos sienta la mejor experiencia de viajero que pueda imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.